Mi preferencia literaria siempre ha sido la poesía. Desde muy joven ha acompañado todas mis etapas vitales. Dependiendo del momento, ha sido amiga, consejera, maestra y terapeuta. He escrito poesía, por placer, por necesidad, por desahogo. Me he presentado a varios certámenes y en el XI Concurso Literario José María Portell, de Barakaldo, tuvieron la gentileza de otorgarme el primer premio de poesía para adultos.

En 2010 se editó el poemario Tu voz poeta, del que formé parte. En 2020 he recibido mi mayor galardón hasta el momento: ver publicado mi poemario Tú en mis palabras por la editorial Olé Libros, una de las más prestigiosas en el ámbito de la poesía.

Además de poesía he escrito relatos cortos, cuentos y reflexiones. Sin embargo, pese a la satisfacción que proporciona tener una obra propia entre las manos, siempre he sentido más interés en conocer lo que se publica que en publicar, y gracias a ello he descubierto escritoras y escritores maravillosos, distintos géneros y diferentes estilos. Enseñanzas que he ampliado con cursos de escritura (relato y poesía) y de corrección de textos. En este sentido me sirvió de ayuda mi formación informática, perfeccionada a lo largo de los años.

He colaborado con diversos colectivos literarios, tanto a nivel creativo como a nivel técnico, preparando recitales, organizando eventos. También he diseñado portadas de libros y creado booktrailers, gracias a los conocimientos en diseño gráfico. Para mí, el universo literario comprende muchos cielos.

Otra de mis grandes aficiones ha sido la parte artística enfocada al mundo de las manualidades, lo que me llevó a ejercer como monitora de tiempo libre en diferentes sectores, que van desde centros educativos hasta asociaciones locales, para alumnos y alumnas entre los 6 y los 18 años.

De 2012 a 2016 colaboré en la parte técnica y organizativa del programa radiofónico La Atalaya, de Uribe FM-Gorliz Irratia. En febrero de 2020, junto a Jose Luis Urrutia, diseñé y presenté el programa Nadie duerme, también para Uribe FM-Gorliz Irratia, un magazín nocturno de carácter cultural, que tuvimos que dejar en suspenso tras la aparición del COVD-19 y el consiguiente confinamiento.

Con este bagaje, que siempre me parecerá escaso, mi deseo ahora es transmitir lo que he aprendido a quienes quieran sumarse a la familia de este Grano de arena que con tanta ilusión hemos creado.

I.M.M.